Las muertes por accidentes de tránsito duplicaron las de homicidios – Periódico El Caribe



Usar el cinturón de seguridad reduce entre 40% y 50% el riesgo de muerte en pasajeros de asientos delanteros.
En el 2019, en promedio murieron seis personas por día en las vías; hay debilidad al momento de registrar los eventos

La red vial de República Dominicana es un indicador de desarrollo. Sus autopistas, carreteras, avenidas, calles y caminos vecinales mantienen conectado a todo el país, pero transitar por estas vías se ha convertido en una actividad de alto riesgo, ya que muchos de los que emprendieron un viaje nunca llegaron a su destino.

Los resultados son trágicos. No obstante, las autoridades involucradas aún no logran registrar las estadísticas de siniestralidad bajo un criterio unificado. De acuerdo con el Informe del Observatorio de Seguridad Ciudadana, solo en 2019 murieron 2,095 personas por accidentes de tránsito, 25 fallecimientos más que los registrados por la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett). Los boletines citados recogen los registros de muertes ocurridas en el lugar del evento (In Situ).

Solo el año pasado, en promedio seis personas murieron cada día por esta causa. Estos números tienen nombres, que hoy están grabados en las lápidas de algún cementerio. Miles de lesionados, sueños tronchados, comunidades consternadas, familias destrozadas por el dolor de perder un ser querido y una carga económica cada vez más pesada para el Estado, es el resultado que dejan los siniestros viales.

Si partimos de los datos del Observatorio Permanente de Seguridad Vial, (Opsevi) del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant), la cantidad de defunciones es aún mayor. Según el boletín No. 01-2020, en el 2019 fallecieron 3,024 personas como consecuencia de siniestros en las vías públicas. El Opsevi atribuye este aumento al hecho de que en sus primeros dos años y medio de creación se concentró en la integración de todos los datos de seguridad vial diseminados en distintas fuentes pertenecientes a instituciones del Estado. Creado en 2017, su objetivo principal es recolectar y gestionar información oportuna, objetiva y confiable, que contribuya a la determinación de las cau­sas y efectos de los eventos viales.

Lo que sí está claro es que los decesos por accidentes de tránsito durante enero a diciembre del 2019 duplican el número de homicidios, período en el cual se registraron 1,026 muertes a manos de otras personas, según el boletín estadístico del Observatorio de Seguridad Ciudadana, organismo encargado de recabar, consolidar, procesar y analizar la información delictual nacional. El mismo está bajo la coordinación del Ministerio de Interior y Policía.

Los datos expuestos en dicho documento permiten determinar el promedio de ambas causas de muertes consideradas violentas. El en período 2016-2018, se registraron 1,409 casos de homicidios por año, mientras por accidentes de tránsito se registraron 1,600 defunciones en igual tiempo.

Para el 2019, los decesos por accidentes ocurridos en las vías llegaron a 2,095, duplicando la cifra de homicidios de ese mismo año. No obstante, si se compara con el registro del Intrant, (expuesto arriba) se puede concluir en que las muertes por accidentes de tránsito triplicaron las de homicidios.

Los jóvenes encabezan estadísticas

En algo coinciden las estadísticas diseminadas, en que las principales víctimas mortales de los siniestros viales son hombres, mayoritariamente jóvenes con edades entre 15 y 34 años.

El 15 de septiembre de ese año, el luto llegó a la comunidad francomacorisana, con la muerte de cinco jóvenes en edades comprendidas entre los 16 y 17 años, quienes perdieron la vida producto de una colisión en el vehículo en que viajaban. El siniestro ocurrió en horas de la madrugada en la carretera San Francisco de Macorís Ranchito, La Vega. Los jóvenes habían participado en la celebración del cumpleaños.

Tragedia toca el 7.9 % de hogares

Al momento de analizar las variantes en los accidentes de tránsito, la edad de las victimas cobra importancia. Al respecto, el boletín: Seguridad Vial en República Dominicana: Caracterización de los accidentes de tránsito partir de los datos de la ENHOGAR 2017, explica que ”aunque cualquier personas puede sufrir un accidente, la población juvenil es la que presentó mayor probabilidad, situación que puede asociarse a factores cualitativos como la sobreestimación en sus destrezas y estilos de conducción, así como la percepción baja del peligro en las vías públicas”. Entre las causas principales de los siniestros ocurridos en las vías, el documento resalta el error humano (79.1 %), que engloba factores como la negligencia, distracción, cansancio o incumplimiento de las normas de tránsito, tanto de los conductores como del resto de los actores viales, seguida de las fallas en los vehículos (10.1 %) o en el pavimento (6.8 %). La encuesta destaca que en el 7.9% de los hogares en República Dominicana hubo al menos un miembro involucrado en accidente de tránsito.

Lejos de cumplir la meta ODS

Autoridades de Salud Pública estiman el promedio anual del gasto en atención a las víctimas de tránsito entre el 2.3% al 5% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ubica al país con una elevada tasa de muertes por accidentes de tránsito con 29.3 por cada 100,000 habitantes. En el 2013 la situación era más crítica, el organismo de las Naciones Unidas ubicó a República Dominicana como el segundo país con más muertes por eventos de tránsito, de una lista de 182, con una tasa de 41.7 % de fallecimientos por esta causa.

El boletín: Seguridad vial en República Dominicana: Caracterización de los accidentes de tránsito partir de los datos de la ENHOGAR 2017 destaca que las debilidades en términos de seguridad vial constituyen uno de los principales problemas sociales, económicos y de salud, lo que establece un desafío importante para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). La Meta es reducir a la mitad el número de muertes y traumatismos causados por el tránsito en el mundo para el 2020.

En ese sentido, recomienda al Estado realizar intervenciones puntuales para solucionar las deficiencias existentes en las infraestructuras viales: construcción de nuevas vías, rehabilitación, ampliación y/o mejoría de las vías existentes, señalización adecuada e iluminación; entre otras medidas que contribuyan a la disminución de la accidentalidad vial ocasionada por factores técnicos.

¿Dónde ocurren las muertes por tránsito?

Las vías con mayor siniestralidad, según su grado de riesgo, son la Autopista del Nordeste, Duarte, Carretera Sánchez, Las Américas y 6 de Noviembre, de acuerdo con un levantamiento realizado por la Digesett, publicado en 2018. En cuanto a las muertes causadas por el tránsito respecto a la demarcación, el citado informe del Opsevi destaca que en el 2019 alrededor del 74% de las muertes se produjeron en 11 provincias: Santo Domingo (20.8%), Santiago (11.7%), La Vega (9%), San Cristóbal (7.4%), La Altagracia (5.7%), Distrito Nacional (4.3%), Puerto Plata (4.3%), San Pedro de Macorís (2.9%), Espaillat (2.7%), Monseñor Nouel (2.7%) y Duarte (2.7%).

Tragedia

Morbilidad
Se observa una tendencia ascendente en la morbilidad asociada al tránsito en función a las atenciones médicas en las áreas de emergencias de los hospitales a nivel nacional. Solo en el 2019, se registraron 112 mil 177 lesionados, para un aumento de 2,472 casos respecto al año anterior.

80 por ciento
Más del 80% de las víctimas mortales del tránsito son usuarios vulnerables, motociclistas y peatones encabezan la lista.

Opsevi
En el período 2016-2019 más del 88% de las muertes en las vías corresponden a hombres y el 12% a mujeres.